Historia de la cerrajería

La cerrajería Moncada ha evolucionado mucho a lo largo de la historia, porque el ser humano siempre ha tenido la necesidad de proteger sus enseres y bienes, para hacer frente a las acciones de otras personas. Por eso, a la cerrajería se le considera como un oficio de gran prominencia para la protección tanto de cada individuo, como de su patrimonio, ya que son conocimientos con los que se pueden fabricar, mantener e instalar tanto las cerraduras, como los candados y cerrojos, siendo estos de primera calidad para evitar que individuos inescrupulosos los violenten y roben cosas que no sean de su pertenencia.

Cabe destacar, que, jamás el resguardo de los bienes ha dejado de ser importante, por lo que los objetos han tenido que estar bien asegurados, para que otros individuos inescrupulosos se los roben. Por esto es que se inventa la cerrajería de https://www.cerrajerosterrassa.net.

Historia de la cerrajería

El término “cerradura”, se deriva de la palabra en el idioma latín serrare, la cual significa “cerrar”. A los cerrajeros, se les conocían como herreros, quienes son parte de la forma en que ha evolucionado la forja, con la que empezaron a hacer llaves y cerraduras, logrando que los que portaran esas llaves fueran los únicos en abrir la cerradura y acceder a las cosas que estaban resguardadas. La cerrajería tuvo que cambiar a nivel de innovaciones, por la ambición de determinadas personas que deseaban apropiarse indebidamente de cosas que no les pertenecen, buscando complicar las cosas a los delincuentes. No se sabe a ciencia cierta cuando fue inventada la cerrajería, pero se considera que los egipcios y los chinos, fueron los primeros en emplearla para que los ladrones no los robaran.

Posteriormente, el éxito de la cerrajería repercutió en la aceptación de la misma por la cultura de Siria y Grecia, en donde hicieron que las cerraduras tuvieran un mejor nivel de seguridad. Para aquel tiempo, solo existían dos clases de cerraduras, siendo las mejores aquellas fabricadas en hierro, que solo usaban los que tenían bastante dinero para adquirirlas, pues eran muy costosas. Las otras, eran de madera y las tenían los que fueron pobres, quienes de una manera deficiente trataban de cuidar sus escasos bienes. En el instante que los romanos llegaron a conocer la cerrajería, la revolucionaron para que las cerraduras fueran más seguras, siendo los pioneros en implementar la vuelta de llave. Las cerraduras mejoraron su funcionamiento durante la edad media, siendo creadas para ser inviolables y poco vistosas. En ese período de la historia, los cerrajeros se convirtieron en diseñadores, ya que al tener un mejor diseño la cerradura, la familia tenía un mayor poder económico. También, en la edad media se crearon los pestillos.

Hasta la actualidad, la cerrajería ha evolucionado bastante, a tal punto que se pueden comprar en el mercado las cerraduras digitales, que son de excelente calidad, con un alto nivel de seguridad y que son prácticamente inviolables. No obstante, es un crecimiento que no se detiene, porque la seguridad tuya y de tu familia, así como de tus bienes, es fundamental para una vida tranquila.